Implantes mamarios y cáncer: por qué el fabricante Allergan decidió retirar sus productos del mercado

Aunque son pocos, se han detectado casos mujeres que desarrollan un tipo especial de cáncer linfático alrededor del implante. En Chile se sabe al menos de siete pacientes.

Esta semana, la oficina de Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) y el fabricante de implantes mamarios Allergan, ancunciaron que retirarán de manera voluntaria y en todo el mundo los implantes y expansores tisulares de superficie texturada de nombre Biocell.

¿La razón? La relación que estos productos tienen con la aparición de un tipo específico de cáncer llamado Linfoma Anaplásico de Células Grandes (ALCL).

Desde hace tiempo que esta marca de implantes estaba siendo relacionada con esta enfermedad. El Instituto de Salud Pública de Chile  (ISP) ya había emitido una alerta preventiva en abril de este año y ahora se contactó con la empresa Mediland, que distribuye estos productos en el país para hacer efectiva esta medida.

Alejandro Berkovits, hematoncólogo y jefe del Servicio de Hematología de Clínica Alemana, explica que hace aproximadamente una década comenzaron los primeros casos de mujeres con un implante específico (rugoso y de la marca Allergan) que acumulaban líquido en una de sus mamas. Al hacer un análisis, este líquido contenía un tipo de células de un cáncer linfoma, una enfermedad que afecta a los ganglios pero que en estas mujeres, específicamente, estas células se acumulaban alrededor del implante.

Una de las hipótesis, dice el especialista, es que en estos casos se habrían generado a partir de pequeñísimas microfiltraciones de silicona desde el implante y que el organismo, intentando establecer una respuesta inmunológica frente a un cuerpo extraño y que ésta (linfocitos T) se descontrolaban y se volvieran cancerígenos. “Es una de las hipótesis, la verdad es que no se sabe bien la causa. Solo que existe una asociación entre estos implantes rugosos y algunas mujeres que desarrollaron cáncer. Entonces, ante la duda, prefirieron retirarlos del mercado”, dice Berkovits.

No se puede sacar una conclusión y decir que este tipo de implantes produce este cáncer, pero sí existe una asociación y por eso, aunque no esté clara la causa, es mejor retirarlo del mercado, insiste.

En general, dice el especialista, el pronóstico de este cáncer es bueno y el tratamiento es sacar ese implante y la cápsula del implante y poner otro. Muy pocos casos requieren quimioterapia.

Según el hematoncólogo, en Chile se han reportado 7 u 8 casos, de los que cuatro han sido vistos por él. De estos cuatro casos, solo uno necesito quimioterapia, y las demás, solo requirieron el cambio de implante. Todas ellas llevaban en promedio diez años con el implante.

La Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, ha recomendado que las personas que se han realizado implantes mamarios deben visitar a su médico especialista y realizarse controles ecográficos anuales. Ante cualquier síntoma sospechoso deben consultar con su médico.

María Cecilia López Jefa (s) del Departamento de Dispositivos Médicos del ISP, señala que “actualmente la regulación en Chile exige el registro obligatorio a siete dispositivos médicos entre los que figuran los guantes quirúrgicos y de examinación, preservativos masculinos de látex y de material sintético, preservativos femeninos, agujas y jeringas hipodérmicas. El resto de las empresas que importan o producen dispositivos médicos, pueden registrarse de forma voluntaria”.

Fuente: https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/implantes-mamarios-y-cancer/757206/

*Todo el contenido publicado y/o compartido en este blog pertenece a sus respectivos autores, el cual es usado con fines educativos e informativos no comerciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *